Fotografía Cosplay

La fotografía Cosplay es una de mis recientes pasiones puesto que me permite explotar la creatividad e imaginación hasta el infinito; ya sea en el momento de realizar la sesión de fotos con el cosplayer como luego en la post-producción y edición de la imagen. Desde que soy pequeña soy muy fan de la cultura japonesa, los videojuegos o literatura fantástica – aspecto que define un poco mi estilo, también. Desde hace un tiempo, he fusionado mis dos mayores aficiones con las fotos de Cosplay. Desde entonces, estoy encantada de ser ‘cosplay photographer’ o ‘kameko’, como se dice en este mundo.

A continuación, puedes ver diferentes galerías de mis trabajos como kameko o fotógrafa de cosplay.

¿Te gustaría realizar fotos de cosplay conmigo?

Realizo fotos de cosplay tanto a nivel particular (un o varios cosplayers me solicitan una sesión y la organizamos con localización concreta) como en los eventos más importantes del país (en los cuales retrato los mejores trajes de dicho Salón o Feria). También fotografío concursos o pasarelas a previa solicitud de los organizadores. Si quieres realizar una sesión de fotografía cosplay conmigo, puedes ponerte en contacto en cosplay-arroba-aryanemoon-punto-com.

Así trabajo mi fotografía Cosplay

Como en todos mis trabajos de fotografía, y también para las fotos cosplay, presto mucha atención a los detalles. Me gusta hablar con el cosplayer (o grupo de cosplayers) antes  de la sesión y planificar con tiempo para encontrar el día y la localización perfecta. No soy amante de los fotomontajes, para mi en la fotografía cosplay funciona 100% mejor un fondo bien elegido, a veces incluso sencillo, que no realizar complejas ediciones que luego son muy artificiales. Pienso que para los cosplayers les resulta mucho más fácil meterse en el papel si están en un lugar bonito y similar al personaje que recrean, que no trabajando en un estudio. Asimismo, dedico el tiempo suficiente tanto a buscar localizaciones como en pensar posturas que resulten cómodas e interesantes para mis fotos de cosplay, siempre de acuerdo con las inquietudes de los modelos cosplayer, buscando ejemplos del mismo personaje u otras fotos que sirvan de inspiración.

Una vez definido el dónde, el cómo y el cuando, es momento de empezar a disparar. Suelo dedicar unas 2 horas por photoshoot individual o si son grupales, entre 30 minutos y 1 hora por persona y luego 1h por grupal. Soy amante de las luces naturales, así que juego con ellas para intentar dar dramatismo al personaje en función de su personalidad. Además de fotografiar al cosplayer dentro del escenario y algunos planos más tipo retrato, me gusta fotografiar los complementos, accesorios o detalles elaborados para dar protagonismo al buen trabajo del artista. Me gusta escuchar las inquietudes del modelo respecto a sus perfiles ‘buenos’ o aspectos del traje que considera ‘erroneos’ para que esté a gusto con el resultado final.

En el momento de editar las fotografías cosplay es cuando me siento más creativa, sobre todo por la libertad de jugar con luces y colores, haciendo -paradójicamente- el resultado más realista respecto al personaje. Por otro lado, no soy fanática de retocar en exceso pieles, rostros o demás ‘imperfecciones’. Si bien eliminaré detallitos que puedan molestar (un arañazo, un granito, maquillaje, un arruga del traje, un manchita…) prefiero conservar las texturas y formas para que el cosplayer se siga reconociendo en la fotografía.